Entrada destacada

hace tanta fragilidad que un niño nace y casi casi todo  se le olvida  hace tanto amor que apenas dice como la flor del sueño...

16 agosto, 2012

Osvaldo Quintana

Hubiera querido gritar
que vi el amor y el dolor juntos
Que ayer otro chico
no pudo encontrar un pretexto
algo que lo recibiera y lo invitara a quedarse
Que el mundo que estamos haciendo
no hace Lugar

Hay un océano de miradas jóvenes
con las palmas hacia arriba
y aún lo veo

interpelándonos


2 comentarios:

  1. Otra vida que se va... y eso no tiene pre-textos. De aquí no cabe tu poema para regalar una voz mía. Acá me cabe la impotencia.
    Desde la nena que buscaba la muerte te abrazo Flaca. Un abrazo de verdad.

    (Pero no podría estar un minuto más en este mundo si no supiera que hay palmas que se abrazan y son sostenidas y no se arrojan al abismo.
    También están los que podemos salvar)

    ResponderEliminar
  2. hago mía las palabras finales, sobre todo las finales de Moni O... no podría estar un minuto más en este mundo si no supiera que hay palmas que se abrazan... gran emocionado poema, amiga...

    ResponderEliminar

"dame una palabra..."