Entrada destacada

hace tanta fragilidad que un niño nace y casi casi todo  se le olvida  hace tanto amor que apenas dice como la flor del sueño...

28 diciembre, 2011


gracias Pescado Rabioso
Fugarnos de lo mismo

que mira con los ojos parapeto
de lodo siempre umbral

que hiende hasta la nada
su índice abortivo
de todas las preguntas

y mata por costumbre


Como si fuera el alba
nacida a lo inefable
dejarnos ir los nombres

Perdernos de una vez
salir hacia el quizás
y allí
-en el revés de los espejos-

escucharnos.


4 comentarios:

  1. Fugarnos, perdernos...
    Encontrarnos escuchandonos
    en el revés de cada voz,
    en lo inmediato de un quizás.
    Sin nombres, ni rastros
    Solo la esencia para guiarnos.
    Cris G.

    ResponderEliminar
  2. primer "reescritura"!!!
    gracias por esta emoción, gracias por tu voz querida Cris!!

    ResponderEliminar
  3. la herida se recicla
    en culposas aristas
    viajan por calles y umbrales
    las palabras

    tanta gente,...

    y nadie

    ResponderEliminar
  4. "la herida se recicla..." hasta nacer la flor
    gracias poeta!

    ResponderEliminar

"dame una palabra..."